Henry Pimentel

Miembro de la junta directiva del HALC

Henry Pimentel

Henry Pimentel

Bohemia, NY
Ocupación anterior: Conductor de camión

Hace 18 años, cuando Henry llegó a los Estados Unidos desde la República Dominicana, estaba preparado para trabajar duro y progresar. Hizo precisamente eso. “Hice todo lo legalmente posible para obtener dinero. Fui repartidor de periódicos y trabajé como conserje. Conseguí un trabajo en el almacén de una fábrica”. Pero cuando Henry y su esposa comenzaron una familia, supo que tenía que hacer más.

“Comencé un negocio de camiones”, recuerda Henry. “Pedí un préstamo enorme para el camión y creé una empresa para poder trabajar para mí mismo. Las cosas mejoraron un poco. Trabajaba para mí mismo pero tenía este costoso camión que cuidar y pagar. El dinero que entraba era mucho menor del que salía”.

Entonces, en el otoño de 2001, un amigo visitó a Henry en su casa para contarle sobre Primerica. “Jugué béisbol de niño en mi país porque me gustaba la camaradería y la competencia. Me encanta formar parte de un equipo. Primerica me devolvió eso. También me enseñó cómo administrar mejor mi dinero, lo que fue una de las mejores cosas que me han sucedido en toda la vida”.

Otro aspecto que le gustó a Henry sobre Primerica es que podía estar rodeado de ganadores. “Tuve grandes modelos, que me enseñaron exactamente lo que necesitaba hacer para ser un ganador”. Henry comenzó a aprender y a desarrollarse rápidamente. “Una de las características distintivas de nuestra organización es que ponemos énfasis en la autosuperación y la producción personal. Así, si bien no me convertí rápidamente en RVP, estuve totalmente preparado en términos financieros, emocionales y profesionales cuando finalmente lo logré”.1

En la actualidad, Henry y su pareja Viviana2 trabajan juntos en el negocio. Las preocupaciones de dinero han desaparecido hace mucho tiempo. “Es sorprendente lo que esta compañía nos ha permitido hacer”, dice Henry.

Sobre el crecimiento

“Nunca pierda una reunión. Ame lo que hace y entusiásmese, incluso si no sabe exactamente cómo funciona todo en ese momento. Tome una medida fuerte para hacer que las cosas mejoren y salir de su zona de comodidad. Los medios pasos no lo llevarán a ningún lado. Rodéese de personas exitosas para poder aprender de ellos y emularlos. No escuche a las personas negativas”.

Quiénes somos

La Oportunidad

HALC