Fernando Balbuena

Miembro de la junta directiva del HALC

Fernando Balbuena

Fernando Balbuena

Vaughan, Ontario
Ocupación anterior: Vinatero

"Llegamos a Canadá en el 2007 del Perú y de Venezuela buscando oportunidades, y con sueños de éxito", cuenta Fernando. "Yolanda, mi Socia, conocía muy bien, como hija de padres inmigrantes, todos los sacrificios que nos esperarían para asegurar el futuro de nuestra familia".1

Pero Fernando y Yolanda no tardaron mucho en desilusionarse con lo que les ofrecía el mercado laboral. Llegaron a la conclusión de que su única opción real de éxito era convertirse en emprendedores. "De mi padre aprendí a soñar en grande y a siempre pensar positivamente", dice Fernando. "Y de mi madre aprendí a amar y ayudar a los demás y a trabajar duro".

Un día Fernando entabló conversación con un cliente en la tienda de vinos donde trabajaba. "él me habló sobre esta oportunidad increíble que se llamaba Primerica. Me dijo que Yolanda y yo podíamos empezar a tiempo parcial, obtener nuestras licencias, ser entrenables y, con el tiempo, ser propietarios de nuestra propia ‘firma dentro de una firma’ financiera. Ahí mismo quedamos convencidos".2,3

"Consideramos que no hay mejor manera de adquirir la independencia económica y ayudar a otros a hacerlo, porque existe una necesidad creciente. Nuestro plan es abrir oficinas en cada rincón de Canadá y demostrar que con disciplina y fe, cualquier cosa es posible".

Sobre el crecimiento

“Los ciclos de noventa días son fantásticos. A veces se necesita esa energía adicional para arrancar o para agarrar ritmo. Pero en realidad, la clave es la constancia. Aprende a hacer bien lo que haces, y hazlo todos los días. Luego, prepárate para mejorar aún más, porque la mejor manera de aprender es haciendo, y la mejor manera de motivarte a ti mismo es motivando a otros.”


Quiénes somos

La Oportunidad

HALC